Se ha producido un error en este gadget.

24 jul. 2014

CHOCOlaten sus corazones en su boda!

Creo que esta boda, podría tener otros dueños... Eso si, con la condición  indispensable de ser Amantes del chocolate. 
Cuando Núria y Josep Ma llegaron a mi despacho estuvimos conversando un buen rato, 
ella profesora, él profesional de banca, serios, responsables, maduros... Al igual que su relación.
Una pareja muy estable, con sus objetivos muy claros también para su inolvidable día.
El glamour y la clase ya era intrínseco en ellos así que no me costó empezar el proyecto en una dirección... tenía que dar con algo sofisticado, glamouroso, divertido pero sobretodo Dulce.
Me confesaron historias, aficiones... Y hubo algo en común ...su pasión por el chocolate!
Et volià! 
Su invitación en una tableta. 
Por esas cosas del destino, en mi andadura por todos los supermercados del barrio, encontré una famosa marca que se aproximaba mucho a la palabra DULCE en castellano. Sólo que la marca comercial es con C y dulce en catalán se dice DOLÇA. 
Mejor sinónimo de esta pareja no podía encontrar...
 Pero aún me queda otra idea chocolatera en la recámara... encontré una tableta de 
la Campaña de Elgorri... Que también me sonaba a campanadas de boda... 
Lo dejo ahí! Por sí vienen al despacho otra pareja chocolovers!

                        







Para facilitar la distribución de invitados les diseñé un cartón pluma de 1mx70cm apoyado en un caballete, lo acompañaron con cajas de madera recicladas y con algunas tabletas de sus invitaciones alrededor.




 






Para seguir con la historia del chocolate cuando pensamos en que regalar a los asistentes para recordar esa noche, vimos gracioso empaquetar chocolate en polvo para el disfrute de los niños y con la intención de alargar el festín ... Probablemente los invitados a las altas horas de la madrugada ya hicieran uso del recuerdo.

Núria es una de esas adorables novias manitas que hace maravillas con sus manos, cuando me dijo que estaba preparando unos peluches para regalar a las futuras mamás ... la invité a hacer 100 corazones de crochet gris para acompañar las bolsas de chocolate en polvo, me debió odiar durante las noches preboda que los hacía, pero ahora te confieso que fue intencionado Núria! Es una técnica anti estrés... Ahora lo entiendes no? Jejej...

 




                                                  

Sólo me queda decir que ya sabéis donde esta mi refugio, que os espero para tomar un chocolate caliente cuando queráis y que pronto vengáis a preparar la sorpresa de la chocolatina! Gracias por vuestra confianza en mi trabajo, con proyectos como el vuestro el trabajo se hace mucho más dulce ! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario